Dudas frecuentes sobre el blanqueo de capitales

¿Qué es el Blanqueo de Capitales?

Se trata de un delito, también conocido como “lavado de dinero” cuyo objetivo es esconder el origen de los fondos ya que los mismos proceden de actividades delictivas. Entre estas últimas las más típicas son las del narcotráfico, tráfico ilegal de armas, prostitución, terrorismo, fraude, entre otras.

El fin es, mediante una serie de procedimientos y mecanismos, conseguir que los bienes provenientes del delito tengan apariencia de legalidad.

¿Cuál es el procedimiento del delito de lavado de dinero?

En primer lugar, para que exista este delito concreto debe ser origen una acción delictiva. A partir de lo obtenido por la misma, lo que se busca es hacer desaparecer esa “ilicitud”. Para ello, lo común es introducir en el sistema financiero el dinero obtenido, y mejor en pequeñas cantidades para prevenir cualquier sospecha.

Sin embargo, hay varias formas para tapar el origen ilícito como por ejemplo mediante negocios “tapadera” en los que se declara más importes de ventas que los reales y en los que se maneja cantidades grandes de efectivo, como por ejemplo restaurantes, y en los que se paga a los proveedores en efectivo y sin factura, para permitir inyectar dinero negro en el negocio. Así, el dinero ilícito se mezcla con el lícito y resulta difícil su detecto.

Posteriormente, para seguir con esta trama de ocultación del origen ilícito del que proviene el dinero, lo que se pretende es tener facturas o signos semejantes que puedan explicar la procedencia de las sumas de dinero. Para esto se realizan actuaciones como transacciones comerciales ficticias, facturas falsas, empresas situadas en paraísos fiscales, etc.

Finalmente, una vez se ha conseguido ocultar cualquier relación del dinero con el delito origen del mismo, se pasa a la integración de este dinero en la economía real. Se invierte en negocios legítimos, se adquieren bienes inmuebles, etc.

¿Qué técnicas existen para “hacer desaparecer la ilicitud de la que procede el dinero”?

La dificultad que existe en descubrir el blanqueo de capitales radica exclusivamente en la cantidad de técnicas que existen para introducir en la economía real este dinero procedente de alguna actuación delictiva.
Técnicas como pueden ser:

    • La ya mencionada división o reordenación de grandes cantidades de dinero provenientes de actos ilícitos en pequeños montones para que las transacciones no sean sospechosas. Estas últimas, además, para seguir con la dificultad de sospecha, se realizan en un período de tiempo y en entidades financieras diferentes.
    • La técnica de mezclar el dinero recaudado de transacciones ilícitas al capital de una empresa legal, presentando posteriormente todos los fondos como si fuesen todos ellos rentas de la empresa.
    • La técnica de falsear facturas de importación o exportación declarando más exportaciones e importaciones que las reales con el fin de que el dinero negro pueda ser colocado entre la factura declarada falsa y la factura real.
    • La técnica de solicitar préstamos de forma legal con el fin de que el blanqueador obtenga bienes que aparenten haber sido obtenidos de forma lícita. Así el pago del préstamo hace lícito el blanqueo.
    • La técnica de transportar el dinero que se quiere “lavar” hacia el exterior mezclado con fondos transportados de otras empresas para no dejar rastro.
    • La técnica, también mencionada, de “empresa fantasma”, es decir, el negocio tapadera, que suele ser un negocio pequeño que prácticamente no tiene actividad pero sirve para acreditar su existencia sobre el papel y para que el dinero negro que se posee por una actividad ilícita se “esconda” tras dicho negocio aparentando ser las ganancias provenientes del mismo.
    • Etcétera.

¿Es el dinero negro proveniente de actividades ilícitas el mismo que el proveniente de la evasión fiscal?

Es importante saber diferencias que las actividades descritas en el Código Penal como aquéllas que dan lugar al delito de blanqueo de capitales difieren del dinero que no ha sido declarado a Hacienda con motivo, normalmente de eludir impuestos.

La diferencia radica en que mientras lo que se pretende en el primer caso es que el dinero obtenido por ejemplo traficando droga pase a ser dinero aparentemente legal por utilizar mecanismos que “laven dicho dinero”; lo que se pretende en el segundo caso es dejar de pagar impuestos pero aquí el dinero proviene de actividades legales y es consecuentemente legal sólo que lo que se pretende es esconderlo para no declararlo. El primer caso es el que constituye el delito de blanqueo de capitales, mientras que el segundo es un delito contra la Hacienda Pública.

¿Qué ocurre con un contrato de compraventa de un bien inmueble en España cuando el mismo se realiza mediante blanqueo de capitales?

Para resolver esta pregunta, es decir, para determinar si el negocio jurídico en sí sería nulo o por el contrario válido había que remitirse a lo regulado en el Código Civil, a su artículo 1305. En este se establece que será nulo el contrato de compraventa cuando la nulidad provenga de ser ilícita la causa o el objeto, en este caso, ocultar la ilicitud de la que proviene el dinero es el objeto.

¿Tiene otras dudas? Se las respondemosVisitar la web principal de Chabaneix Abogados