Qué es el blanqueo de dinero o de capitales

en qué consiste el blanqueo de capitales

Como definición general el delito de blanqueo de capitales es un delito que sanciona la conducta de “borrar las huellas” de la procedencia ilícita de un dinero o un bien, por ejemplo porque se ha obtenido mediante la comisión de un delito grave (como el tráfico de drogas, de armas, o el terrorismo).

Por ejemplo: Fernando trafica con cocaína, y con el dinero que obtiene de la venta al distribuidor, se compra un apartamento en la playa.

Modalidades de delito de blanqueo de capitales:

Las modalidades de comisión se suelen agrupar en:

  1. Ayudar al autor de un delito contra el patrimonio o contra el orden socioeconómico a aprovecharse de los efectos del mismo con el único fin de enriquecerse.
  2. Adquirir, poseer, utilizar, convertir o transmitir bienes sabiendo que tienen su origen en un delito grave.
  3. Realizar cualquier otro acto para ocultar o encubrir el origen ilícito de los bienes.
  4. Realizar cualquier otro acto para ayudar a la persona que ha participado en la infracción para eludir sus consecuencias legales.
  5. Ocultación o encubrimiento de la verdadera naturaleza, origen, ubicación, destino, movimiento o derechos sobre los bienes o su propiedad, a sabiendas de que proceden de un delito grave.

Cabe mencionar en este punto que nos referimos a “delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico” cuando tratamos delitos como pueden ser, entre otros: hurtos, robos, extorsiones, usurcapiones, defraudaciones, alteraciones en los precios de subastas y concursos públicos, relativos a la propiedad industrial e intelectual, etc. En definitiva, aquellos delitos que están regulados en el Título XIII del Código Penal.

Modalidades agravadas en delito blanqueo de capitales:

Además existen modalidades agravadas; es decir, conductas que son también delito de blanqueo pero que debido a circunstancias concretas se consideran más graves que la modalidad básica, y por ello su pena es mayor. Algunos ejemplos son:

  • Cuando se trate de cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.
  • Cuando se trate de cosas de primera necesidad, conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico o de servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, productos agrarios o ganaderos o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención.
  • Cuando los hechos revistan especial gravedad, atendiendo al valor de los efectos receptados o a los perjuicios que previsiblemente hubiera causado su sustracción.
  • Cuando los bienes tienen su origen en algún delito relacionado con el tráfico de drogas.
  • Cuando los bienes tienen su origen en delitos sobre la ordenación del territorio y el urbanismo, o en ciertos delitos contra la Administración Pública.
  • Si el culpable pertenece a una organización delictiva dedicada a estos fines, es decir, un grupo de personas que con continuidad y permanencia actúan para realizar actividades delictivas encaminadas a blanquear capitales.

 

Consúltenos su casoVisitar la web principal de Chabaneix Abogados